Invertir en plazas de garaje en Madrid

Invertir en plazas de garaje en Madrid

Las circunstancias ocasionadas por la emergencia reciente, no disminuyeron el mercado de la vivienda y las plazas de garaje en Madrid, donde se pueden encontrar por menos de 18.000 euros y por unos 80 euros mensuales. Moncloa es el distrito madrileño con mayor rentabilidad de los garajes, la cual está sobre el 7%.

Luego, de la pandemia continúa el interés en la inversión en bienes inmuebles de parte de inversionistas nacionales e internacionales, ya que tener un garaje, un piso o un local comercial siempre es una buena inversión para proteger las finanzas.

Las plazas de aparcamiento generan ahorro de recursos financieros, ya que son una opción que puede dar una interesante rentabilidad, en estos momentos donde hay que reinventar la actividad económica de muchos negocios. Pese a que los garajes pueden ofrecer un margen menor de ganancias comparándolos con otros activos inmobiliarios, tiene beneficios compensatorios.

La inversión que se hace en plazas de garaje puede catalogarse como más sencilla, ya que no requiere de financiación y con gastos bajos y poco mantenimiento se puede emprender en el negocio de los garajes. Los expertos inmobiliarios señalan que invertir en plazas de garaje es menos riesgoso que tener una oficina, local e incluso, una vivienda por los gastos que generan.

En realidad, la rentabilidad en las plazas de aparcamiento dependerá de la inversión inicial y del alquiler que se devengue por dicha plaza. Es un producto que puede ser alternativo a otros activos inmobiliarios que pueden generar una rentabilidad media y segura, ya que puede alcanzar en ciudades como Madrid entre el 6% y más del 7% de rentabilidad, mientras que mantener recursos financieros en entidades financieras puede generar una rentabilidad de un 2% al año.

Son propiedades que tienden a revalorizarse y elevar la rentabilidad a largo plazo sí continúa la escalada en la inversión en propiedades inmobiliarias en general.

Gastos de una plaza de garaje

Una plaza de garaje requiere de gastos anuales que inciden en su inversión y rentabilidad, como los gastos de la comunidad que le pagan a la municipalidad, pero que son menores a los de una vivienda o un local. Como dato general estos gastos oscilan entre los 150 euros al año, es decir unos 50 euros a cancelar por trimestre.

Las empresas con experiencia en el área inmobiliaria asesoran sobre la zona, las características de las mejores plazas de garaje que hay en el mercado, igualmente tienen las referencias sobre los precios y su costo-beneficios, por lo que para tener mayor rentabilidad al adquirir una plaza de estacionamiento en Madrid, es mejor contar con el análisis de especialistas.

Estos asesores explican cuál pueden ser los ingresos a obtener mensualmente por el alquiler de cierta plaza de garaje, tomando en cuenta los costos de alquiler en determinada zona. En promedio el precio mensual de una plaza de garaje en Madrid puede estar en los 85 euros al mes, su rentabilidad al año puede alcanzar los 1020 euros.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta el cálculo de los gastos, como los de comunidad de propietarios, unos 200 euros al año y el impuesto de bienes inmuebles de unos 150 euros anuales. Teniendo que sí se obtienen 1020 euros de rentabilidad anual y se le restan los gastos de 350 anuales y suponiendo que el costo de la plaza haya sido de 15000 euros, el primer año se obtendrán 670 euros de ganancia por la inversión en este tipo de inmueble. En caso de vender la plaza la rentabilidad, seguramente será mayor.

Ventajas

Dependiendo de la zona donde se compre una plaza de garaje para alquilar aumentará su valor y rentabilidad tanto mensual como anual, al igual que se incrementará el valor monetario de la propiedad. Entre las ventajas de comprar una plaza de estacionamiento en Madrid, se tienen:

  • Las plazas de garaje precisan de inversiones menores que otros activos inmobiliarios, como viviendas, oficinas y locales comerciales; entre otros.
  • Invertir en una plaza de garaje asegura rendir más el dinero invertido, comprar varias plazas de garaje en una zona clave como en el casco histórico de la ciudad, asegura mayores ganancias, al igual que comprarlas en zonas aledañas.
  • Comprar lotes de plazas de garaje en edificios de zonas históricas son una inversión más rentable. En este momento, hay ventas de lotes enteros de plazas de garaje que representan una oportunidad para los inversores en bienes inmuebles.
  • Siempre hay clientes interesados en alquilar plazas de garaje, sobre todo porque viven en viviendas donde no hay aparcamiento o les es insuficiente, ya que al momento de comprar la vivienda el costo de las plazas de garaje muchas veces tiene precios muy altos y los usuarios prefieren adquirirlas sin plaza de garaje, pero luego ameritan alquilar un lugar para aparcar.
  • También, es parte de la clientela fundamental para alquilar este tipo de inmueble, los trabajadores, empleados, jefes, gerentes y dueños de negocios y empresas que requieren aparcar cerca de sus sitios de trabajo.
  • Las plazas de garaje son el inmueble que da más rentabilidad en el mercado inmobiliario, en comparación con el costo de su inversión.
  • Muchas inmobiliarias ofrecen aparcamientos a precios convenientes en ciertas zonas lo que a veces, es determinante para seleccionar la zona dónde adquirir una plaza de garaje y asegurar la inversión.

¿Por qué es rentable comprar una plaza de garaje?

La inversión en este tipo de inmueble ronda el 8% anual en la ciudad de Madrid, haciendo el cálculo de que un comprador de una plaza de garaje administra su negocio durante los próximos diez años y luego quiere dedicarse a otra actividad económica.

El inversor en una plaza de estacionamiento recibiría una rentabilidad al menos multiplicada por dos, siendo conservadores en el análisis con un IPC de 2,5% anual, una rentabilidad total de cerca del 7% al año, una ganancia interesante, que se obtiene sin complicaciones, ni preocupaciones.

Mientras que sí dicho comprador decide dejar su dinero en un depósito bancario, el panorama durante esa misma década no es tan rentable, ya que este le daría un rendimiento solo de un máximo de un 2% al año, ya que algunas entidades pagarían solo 1,69% anual por sus ahorros a una persona, que no invierte en un emprendimiento sencillo, tal como una plaza de garaje.

Factores beneficiosos de las plazas de estacionamiento

Las inversiones en este bien inmueble se multiplica de forma muy conveniente, ya que este producto es más barato que todos los demás inmuebles, se encuentran con facilidad en la ciudad de Madrid y sus precios animan a muchos ciudadanos a invertir sus ahorros en este tipo de oportunidades para rendir mejor su dinero, tomando en cuenta que:

  • Comprar una plaza de parking es muy atractivo e incluso, algunos inversionistas prefieren comprar varias plazas de garaje, que invertir en la compra de un piso, una oficina o un local, ya que tienen a generar mayores problemas a la hora de repararlos y mantenerlos en buenas condiciones para su alquiler.
  • Las viviendas representan muchas veces riesgos como su situación poco atractiva y la baja calidad de sus materiales, lo que se traduce en que es necesario tener importantes sumas de dinero para hacer buenas inversiones inmobiliarias que garanticen su rentabilidad.
  • Las plazas de garaje no precisan financiación de grandes sumas de dinero, sino préstamos por cantidades menores que son más fáciles de tramitar y conseguir su aprobación e incluso del 100% del costo de este tipo de productos. Mientras que para adquirir otro tipo de inmuebles es necesario recurrir a varios tipos de financiamientos para cubrir su costo.
  • Los gastos para mantener una plaza de garaje son más fáciles de cubrir que los de otros productos inmobiliarios. Solo se deben cancelar las cuotas de participación, basada en su dimensión y servicios que incluye la comunidad de propietarios. Son cuotas que cubren gastos de limpieza, servicio eléctrico, el paso al garaje y otros extras como la vigilancia y ascensores. Entre otros.
  • Las plazas de aparcamiento están libres de complicaciones y problemas de fontanería, roturas, filtraciones, fugas de gas, gastos en reparación de electricidad, ni con la caldera, por lo que ahorran muchas inquietudes y adversidades. Tampoco hay que cancelar seguros.
  • El pago de los inquilinos es más seguro y no está sujeto a problemas de juicios de desahucios y otros conflictos. Pero, cuando se alquila un piso o una casa los riesgos de daños en sus instalaciones y problemas con los inquilinos son siempre mayores y difíciles de resolver.

El alquiler de plazas de estacionamiento no está sujeto a la Ley de arrendamientos urbanos (LAU), ya que está regulado directamente por el Código Civil y la duración del contrato es el que establezcan las partes.

Muchos propietarios hacen contratos mensuales que se renuevan de manera automática a menos que una de las partes no quiera renovarlo y avise con tiempo su decisión. Cuando un inquilino no cancela la cuota de alquiler, el propietario solo le envía un burofax donde le comunica que no le renovará el contrato en el mes venidero, sin mayores requerimientos legales o administrativos.

Recent Posts