Cómo saber si una plaza de parking está libre de cargas

Cuando compras una plaza de garaje adquieres también las posibles cargas que tenga: las más habituales son las hipotecas, embargos, deudas con la comunidad de propietarios o recibos impagados del IBI. Las cagas deben ser pagadas o resueltas antes de la venta del inmueble.

Existen varias formas de comprobar las cargas de un inmueble:

  • Registro de la Propiedad: El registro de la propiedad es una oficina pública donde se registran los datos y los cambios relacionados con un inmueble. Es importante consultar el registro de la propiedad para conocer las posibles cargas y otros detalles de la plaza de parking que vayas a comprar.
  • Recibo del IBI: Para comprobar que la plaza de garaje no tenga cargas tributarias con el ayuntamiento es conveniente pedir al vendedor el último recibo para comprobar que esté al corriente de pagos.
  • Certificado de la Comunidad de Propietarios: También tienes que comprobar que el vendedor esté al corriente de los gastos comunitarios mediante el certificado que firma el administrador y que nos garantiza que la plaza de garaje no debe nada a la comunidad.
  • Consultar con un abogado o agente inmobiliario: Un abogado o un agente inmobiliario puede ayudarte a comprobar las cargas de la plaza de garaje y te proporcionará toda la información adicional sobre el proceso.

¿Se puede vender una plaza de garaje con cargas?

Sí, es posible vender un inmueble con cargas, si no compruebas el estado de cargas serán transferidas al nuevo comprador. Por suerte hoy en día el notario tiene la obligación de comprobarlas y de informar antes de la venta para que el comprador pueda tomar una decisión informada.

Entradas recomendadas