El futuro de la logística urbana

El futuro de la logística urbana

Se espera que en los próximos años la cantidad de pedidos a domicilio aumente en un 100% a causa del comercio electrónico, así que los servicios de entrega instantánea comenzarán a reemplazar a los servicios de encomienda tradicionales con flotas motorizadas para solventar los problemas sociales y ecológicos de la actualidad.

Es importante mencionar que la logística urbana incluye dos aspectos de gran importancia,

  • los centros de distribución suburbanos, desarrollados para almacenar y despachar millones de paquetes diariamente.
  • Y los consumidores, los cuales constantemente están buscando alternativas de entrega más rápidas para obtener sus productos de forma rápida y confiable.

No obstante, los servicios de entrega inmediata se enfrentan a numerosos desafíos en la actualidad, incluyendo el aumento de la densidad poblacional en las grandes ciudades, así como el incremento del flujo de mercancía, lo que supone una mayor congestión y contaminación en entornos públicos, además de otros inconvenientes relacionados.

Es por este motivo que para impulsar el crecimiento del comercio electrónico y reducir sus efectos negativos los centros urbanos deben adaptarse a las necesidades de la actualidad con el fin de brindar la posibilidad a sus habitantes de realizar sus compras cómodamente y garantizar una mejor calidad.

Transformación de la infraestructura de transporte

El comercio electrónico es una tendencia reciente, sin embargo la infraestructura de transporte urbano está diseñada para distribuir mercancías a los minoristas y a profesionales especializados con necesidades muy específicas en cuanto a capacidad y a horario, por lo que no se adaptan a los estándares del consumidor moderno el cual compra con una frecuencia notablemente mayor.

Es importante mencionar que las redes de transporte de la mayoría de grandes ciudades han evolucionado de una forma poco favorecedora para los servicios de entrega inmediata, así que las autoridades deben priorizar en tres aspectos indispensables para poder reducir el tiempo de entrega al consumidor y proporcionar una experiencia mucho más agradable.

Modernización del sistema de reparto

Además de la infraestructura de transporte, también resulta fundamental modernizar las flotas de vehículos de transporte para garantizar un servicio totalmente limpio y ecológicamente amigable, ya que en los últimos años muchas ciudades han experimentado un aumento de más del 30% en contaminación del aire a causa del incremento de la demanda de pedidos a domicilio.

Optimización de flujo

Las grandes ciudades se caracterizan por contar con extensos sistemas de carreteras así como también por la centralización de los servicios, por lo que es necesario desarrollar circuitos de transporte mucho más cortos, los cuales permitan establecer una logística compartida y minimizar el tiempo de espera para el cliente.

Acercar los bienes a sus compradores

Es necesario también adaptar las redes de distribución urbanas a las necesidades del consumidor al desarrollar almacenes locales, lamentablemente el aumento en el costo de los bienes raíces aleja los centros de despacho de los centros urbanos, mientras las necesidades ambientales requieren lo contrario.

Logística compartida

Aunque la logística centralizada aún cumple con las necesidades del consumidor promedio, lo cierto es que dicho modelo debe experimentar numerosos cambios para no colapsar en un futuro próximo, por su parte la implementación de una logística compartida debe ir acompañada de infraestructuras inteligentes para satisfacer la creciente demanda de entregas inmediatas.

De esta manera no solamente es posible entregar los pedidos del cliente en tiempo real, sino también distribuir de una forma equitativa la demanda por parte del público al determinar el método de reparto más apropiado para poder llevar al consumidor todos los productos adquiridos a través de cualquier plataforma online.

La logística compartida se refiere a la combinación de numerosos métodos de despacho y la utilización de múltiples rutas de distribución con puntos de entrega que varían según la disponibilidad de un producto específico o la ubicación geográfica del consumidor, lo que permite proporcionar un servicio considerablemente más rápido.

Para cumplir con el objetivo de complementar y optimizar las rutas tradicionales de distribución los servicios de entrega inmediata deben implementar tres modos de entrega incluyendo el envío desde almacenes urbanos, el envío desde tiendas locales y el envío entre tiendas o tienda a tienda, de esta manera es posible disponer de numerosas alternativas para despachar un solo producto.

Entradas recomendadas

16.038 Comentarios