¿Cómo ventilar un parking subterráneo de acuerdo a la normativa?

Los parkings requieren una correcta ventilación para poder ser utilizados de forma segura y cumplir con la normativa. Por su propia naturaleza la mayoría de los aparcamientos suelen situarse bajo el suelo y es necesario ventilarlos mecánicamente. Te contamos cuáles son los diferentes tipos de de ventilación de los aparcamientos subterráneos y la normativa básica.

El Código Técnico de la Edificación recoge en su sección HS 3 sobre salubridad del aire los parámetros y procedimientos cuyo cumplimiento aseguran reducir a límites aceptables el riesgo de que los usuarios dentro de los aparcamientos padezcan molestias o enfermedades

Motivos por los que es necesario ventilar un parking

Los aparcamientos subterráneos están sometidos a un gran nivel de contaminación por el continuo paso de vehículos a motor . Estos emiten sustancias muy peligrosas para las personas como el monóxido de carbono (CO) y el óxido de nitrógeno (NO).

También, aunque no sea evidente, los aparcamientos sufren contaminación por la evaporación del combustible del depósito de los vehículos estacionados. De manera silenciosa este fenómeno hace que disminuya el oxígeno en el aire necesario para respirar.

La tercera vía de contaminación del aire sería la producida por un incendio pues los coches debido al combustible que llevan en el depósitos son muy inflamables y generadores de gases mortales para las personas. Esta es la forma más peligrosa y fatal de contaminación en los parkings.

La contaminación del aire supone un gran riesgo para los usuarios y para los trabajadores de los parkings. Por ese motivo la normativa requiere un control de la calidad del aire y una estricta gestión de la ventilación.

En resumen son tres los motivos por los cuales es necesario ventilar un aparcamiento:

  • Para mantener la salubridad del aire interior,
  • Para evacuar los humos en caso de incendio,
  • Para desclasificar el aparcamiento como local con riesgo de incendio o explosión

Tipos de Ventilación de aparcamientos subterráneos: natural o mecánica

El mencionado Código Técnico de Edificación determina que en los aparcamientos y garajes debe disponerse un sistema de ventilación que puede ser natural o mecánica.

Dependiendo del cálculo del caudal de ventilación del garaje bastará con la ventilación natural o será necesaria la ventilación mecánica. Estos cálculos y ecuaciones matemáticas son muy complejos y debe realizarlos un profesional cualificado, como un ingeniero industrial. Dependiendo del tamaño del parking y sus características internas elegirá un método u otro de ventilación. En ocasiones un aparcamiento por tamaño y disposición interna puede ventilarse de forma natural sobre el plano pero, cuando el ingeniero lo visita en persona para tomar medidas comprueba que le resulta difícil abrir aberturas suficientes en alguna de las fachadas posterior o principal; y por lo tanto se ve obligado a instalar ventilación mecánica.

Existen tres formas de ventilar un aparcamiento:

  • Ventilación natural, con aberturas en fachadas opuestas.
  • Ventilación mecánica con extracción mecánica. Por tanto la entrada de aire sería natural y la extracción de gases forzada.
  • Ventilación mecánica con admisión y extracción mecánica. En este caso serían forzadas tanto la impulsión como la extracción, y necesitaríamos dos ventiladores por cada red

Medios de Ventilación Natural para parkings

La ventilación natural se resuelve mediante aberturas en la fachada del parking

Según la normativa para una ventilación natural deben disponerse aberturas mixtas al menos en dos zonas opuestas de la fachada para que su reparto sea uniforme. Cualquier punto del parking debe estar a un máximo de 25 metros de distancia de la abertura más próxima, y sin encontrar obstáculos en su camino. Estás aberturas además no deben estar separadas entre sí más de 30 metros entre ellas.

En el caso de garajes que no excedan de cinco plazas ni de 100 m2 útiles, en vez de las aberturas mixtas, pueden disponerse aberturas de admisión que comuniquen directamente con el exterior en la parte inferior de la fachada junto con aberturas de extracción que comuniquen directamente con el exterior en la parte superior del mismo cerramiento. Ambas han de estar separadas verticalmente un mínimo de 1,5 metros.

aberturas mixtas: Abertura de ventilación para ventilación natural que comunica el local directamente con el exterior y que en ciertas circunstancias funciona como abertura de admisión y en otras como abertura de extracción

Medios de Ventilación Mecánica para parkings

Puesto que los aparcamientos suelen situarse bajo rasante es necesario ventilar mecánicamente y seguir las siguientes indicaciones:

La ventilación debe ser para uso exclusivo del aparcamiento. Si hay trasteros en el propio recinto del aparcamiento la ventilación puede ser conjunta. Pero respetando la posible compartimentación de los trasteros como zona de riesgo especial.

La ventilación debe realizarse por depresión. Esto significa que un ventilador extrae aire del parking provocando que el interior del local quede «vacío» o en depresión respecto de la presión atmosférica. Así el aire del exterior penetra por una abertura generando una ventilación para ocupar ese espacio vacío que ha dejado el aire extraído. Por la naturaleza de la física de fluidos sabemos que para poder extraer aire del parking es necesario introducir como mínimo la misma cantidad de aire del exterior. Esto es lo que se conoce como ventilación por depresión.

Dependiendo de como se introduzca el aire del exterior tenemos dos posibles tipos de ventilación mecánica:

  • Si el aire se introduce de forma natural a través de huecos o filtraciones por las puertas y ventanas debido a la depresión ocasionada por el extractor, el sistema se denomina extracción mecánica
  • Si el aire es introducido por ventiladores el sistema se denominara admisión y extracción mecánica. Este segundo sistema ofrece más ventajas ya que permite optimizar la distribución del aire a todos los rincones. Si el parking tiene más de una planta es obligatoria admisión y extracción mecánica.
Los ventiladores axiales crean corrientes de aire paralelas al techo

Debe evitarse el estancamiento de los gases contaminantes y para ello, las aberturas de ventilación deben disponerse según la normativa: Que haya una abertura de admisión y otra de extracción por cada 100 m2 de superficie útil y que la separación entre aberturas de extracción más próximas sea menor que 10 m.

Distancia de las aberturas de extracción al techo: Como mínimo deben emplazarse dos terceras partes de las aberturas de extracción a una distancia del techo menor o igual a 0,5 m.

En aparcamientos compartimentados en los que la ventilación sea conjunta cada sector debe disponerse sus propias aberturas de admisión y las de extracción en las zonas de circulación comunes. De forma que en cada compartimento se disponga al menos una abertura de admisión

En aparcamientos con 15 o más plazas se dispondrán en cada planta al menos dos redes de conductos de extracción dotadas del correspondiente aspirador mecánico.

En los aparcamientos que excedan de cinco plazas o de 100 m2 útiles debe disponerse un sistema de detección de monóxido de carbono en cada planta que active automáticamente los aspiradores mecánicos cuando se alcance una concentración de 50 ppm. en aparcamientos donde se prevea que existan empleados y una concentración de 100 ppm. en caso de que no se prevea que existan trabajadores.

Aberturas y bocas de ventilación en parkings

Si la normativa urbanística no regula sus dimensiones, los espacios exteriores y los patios con los que comuniquen directamente los parkings mediante aberturas de admisión, aberturas mixtas o bocas deben estar alejadas del suelo para no captar hojas o polen; separadas de letreros luminosos ya que estos atraen insectos; lejos de descargas de aire para no recircular emisiones viciadas, y elevadas para evitar taponarse con cualquier objetos.

También puede utilizarse como abertura de paso un aireador o la holgura existente entre las hojas de las puertas y el suelo.

Las aberturas de ventilación en contacto con el exterior deben evitar la entrada de agua de lluvia o estar dotadas de elementos adecuados para el mismo fin.

La descarga del aire del aparcamiento

Las bocas de expulsión deben situarse en la cubierta del edificio y separadas 3 m de cualquier elemento de entrada de ventilación (boca de toma, abertura de admisión, puerta exterior y ventana) y de los espacios donde pueda haber personas de forma habitual como terrazas, galerías o balcones.

En el caso de ventilación híbrida, la boca de expulsión debe ubicarse en la cubierta del edificio a una altura sobre ella como mínimo de 1 m o superior si se encuentra cerca de posibles obstáculos de salida del aire.

Si la cubierta es transitable estarán a un mínimo de 2m.

Los Conductos de aireación del parking:

Los conductos de admisión deben tener sección uniforme y carecer de obstáculos en todo su recorrido. Además de tener un acabado que dificulte su ensuciamiento y deben ser practicables para su registro y limpieza cada 10 m como máximo en todo su recorrido

Los conductos de extracción pueden ser:

  • Sistemas de ventilación híbrida. Cuando utilizan sistemas de renovación del aire naturales y mecánicos. La instalación hará uso de la ventilación natural siempre que le sea posible y, cuando no sea posible, utilizará los ventiladores para renovar el aire de manera automática.
  • Sistemas de ventilación mecánicos. En este caso la ventilación no se apaga nunca y son los ventiladores los que se adaptan a las necesidades de renovación del aire.

Conductos de extracción para ventilación híbrida

Deben ser verticales y disponer de un aspirador híbrido situado después de la última abertura de extracción en el sentido del flujo del aire.

Deben tener sección uniforme y carecer de obstáculos en todo su recorrido además de tener un acabado que dificulte su ensuciamiento y deben ser practicables para su registro y limpieza en la coronación.

Si los conductos son colectivos no deben servir a más de 6 plantas. Los conductos de las dos últimas plantas deben ser individuales.

Conductos de extracción para ventilación mecánica

Deben disponer de un aspirador mecánico situado después de la última abertura de extracción en el sentido del flujo del aire.

También estos conductos deben tener un acabado que dificulte su ensuciamiento y ser practicables para su registro y limpieza en la coronación

Si se prevé que las paredes de los conductos puedan alcanzar la temperatura de rocío éstos deben aislarse térmicamente para evitar que se produzcan condensaciones.

Los conductos que atraviesen elementos separadores de sectores de incendio deben cumplir las condiciones de resistencia a fuego según la normativa vigente.

Los conductos deben ser estancos al aire para su presión de dimensionado.

Los aspiradores tanto mecánicos como híbridos deben disponerse en un lugar accesible para realizar su limpieza.

Las ventanas y puertas exteriores que se dispongan para la ventilación natural complementaria deben estar en contacto con un espacio que tenga las mismas características que el exigido para las aberturas de admisión.

Como resumen

En todo aparcamiento es obligatorio eliminar los gases de escape de los vehículos que contienen gases peligrosos y pueden causar la muerte de usuarios y trabajadores del parking.

Si el parking no cuentan con una ventilación natural adecuada será necesaria la ventilación mecánica. Los sistemas de ventilación mecánica consisten en extractores y ventiladores de suministro conectados por una red de conductos que deben cumplir con una estricta normativa.

La gran complejidad de las ecuaciones matemáticas involucradas en el análisis de volumen de aireación no son aptas para cualquiera y deben ser realizadas por un profesional cualificado.

Entradas recomendadas