¿Porqué las bicis de reparto son la solución ideal para la Última Milla? 🚲

Conforme incrementa el tráfico en múltiples ciudades a causa de la creciente demanda de los servicios de entregas y del comercio electrónico generada por el coronavirus, muchas autoridades y organismos han buscado una alternativa efectiva para solventar sus problemas de logística urbana, sin embargo la solución más viable está disponible en el mercado desde hace varios años.

Hoy en día las bicicletas de carga se han convertido en un vehículo cada vez más utilizado por los servicios de movilización en numerosos países fuera del norte de Europa incluyendo Reino Unido, Canadá, Francia y Alemania, por lo que la mayoría de fabricantes asegura que sus ventas han aumentado en más de un 50% en los últimos años.

Por su parte, las bicicletas eléctricas han generado un impacto evidente en la industria del comercio electrónico, por lo que algunas de las empresas más reconocidas incluyendo Amazon, DHL, UPS, Fedex, Schnejer, DPD, Hermes, DB y GLS han comenzado a utilizar este tipo de vehículos, estas son algunos de sus principales beneficios.

Son más prácticas

Una de las características más llamativas de las bicicletas de carga es que agilizan notablemente la realización de entregas en entornos urbanos, incluso se ha demostrado que son capaces de recorrer la misma distancia que un automóvil en la mitad del tiempo ya que pueden maniobrar con mayor facilidad en espacios reducidos y pueden transitar por el carril para bicicletas.

Las bicicletas de carga pueden estacionarse con mayor facilidad por su diseño compacto, lo que evita que el mensajero tenga que caminar para realizar la entrega, al no contar con tantas limitaciones para aparcar sus vehículos, mientras que los automóviles y camionetas generalmente no encuentran espacios disponibles.

Son energéticamente eficientes

Otro aspecto favorable de las bicicletas de carga es que consumen aproximadamente un 94% menos energía que las camionetas y automóviles eléctricos utilizados tradicionalmente para los servicios de entrega, ya que su peso es notablemente menor, así que resultan la alternativa más recomendable para rutas cortas.

Generan pocos contaminantes

Cabe destacar que las bicicletas eléctricas de carga no producen emisiones de carbono, además los residuos generados por el desgaste de sus cauchos y sus frenos son mucho menores en comparación a las furgonetas y automóviles eléctricos, al mismo tiempo también ayuda a reducir los niveles de contaminación sónica.

De la misma manera la fabricación de las bicicletas de carga es un proceso notablemente más limpio y rápido, ya que se requieren menos materiales y menos mano de obra, así que las emisiones de gases nocivos relacionados a su elaboración son menores a las de cualquier otro vehículo de carga.

Fácil accesibilidad y poco mantenimiento

Es importante mencionar que las bicicletas de carga también se caracterizan por ser una alternativa muy económica y fácil de mantener, además en la actualidad los gobiernos de muchos países buscan fomentar su utilización, así que es posible solicitar financiamientos para adquirir bicicletas de carga.

Así mismo las bicicletas de carga también representan una opción muy favorable por su disponibilidad, ya que son un vehículo bastante conocido y utilizado, además sus beneficios están totalmente comprobados

Entradas recomendadas

21.378 Comentarios