La necesidad de las plazas de parking en Valencia

La idea de contar con plazas de parking en Valencia suficientes para todos los usuarios se encuentra en continua evolución, con la finalidad de buscar la solución más adecuada para la resolución de este gran problema. En todas las ciudades con un elevado número de habitantes, además de un trasiego importante de visitantes, unido a otros problemas urbanísticos, puede suponer un auténtico quebradero de cabeza la organización del tráfico. Otros problemas simultáneos son conseguir la descongestión de las vías de acceso, la seguridad vial, y por añadidura, el aparcamiento de todos sus vehículos de forma adecuada.

¿Por qué es tan complicado encontrar plazas de parking en Valencia?

Según las estadísticas elaboradas en relación a la cantidad de coches censados en Valencia, se puede establecer un baremo que indica la gran necesidad que hay de plazas de aparcamiento en Valencia, concretamente en algunos de los barrios en los que el problema se agrava de forma gradual.
Estos estudios demuestran que la media general de vehículos oscila entre ocho y nueve por cada plaza de estacionamiento en la vía pública.

El desglose por barrios es mucho más explícito en cuanto a las necesidades según las zonas:
– En Benimàmet y Beniferri se pueden apreciar entre 20 y 21 vehículos por cada una de las plazas existentes.
– Camins al Grau cuenta con aproximadamente 14 coches por plaza.
– Ciutat Vella estima que cuenta con 13 vehículos por cada plaza de estacionamiento.
– Racanya, Ensanche y Pobles de Nord, entre 9 y 11 coches por cada plaza de aparcamiento.

Precios de parking, según la demanda

Es natural que en zonas donde la demanda del servicio es más patente, el precio se dispare llegando a cantidades realmente considerables, como puede ser el caso de la Estación de Adif en Valencia, donde aparcar tu vehículo durante un día te puede costar entre 35 y 60 euros. En la zona del Ave, el precio es de 30 euros diarios. En el parking Vip del puerto, el precio estipulado es de entre 30 y 35 euros por día.
Aparcar en Nuevo Centro o Abastos, por ejemplo, puede suponer un coste diario de 18 o 19 euros. Los más económicos son los aparcamientos de Aspas, donde un estacionamiento puede costar unos 9 euros por día, o Santa Teresa, que asciende a 7 euros.

Estos ejemplos de congestión debido al gran número de vehículos, y de precios en diferentes zonas de la ciudad, sumados a la escasez de espacios específicos para estacionarlos, vienen a confirmar la necesidad real de aportar medidas urgentes. Es importante que se adopten soluciones a cada uno de los barrios con menos plazas de aparcamiento. Evidentemente, estos problemas se hacen evidentes con más rotundidad en épocas señaladas, como ha sucedido en Fallas, donde los planes de viabilidad y cambios de tráfico, limitación de accesos o restricciones de horarios, han resultado completamente insuficientes para paliar el problema.

El mismo Ayuntamiento ha considerado la posibilidad de habilitar varios solares como parkings. Aunque se trate de una solución provisional, ayudará a la descongestión de las zonas más perjudicadas.

A esto hay que sumar el hecho de que Valencia es una de las ciudades con más zonas azules y naranjas, y que la estrechez de muchas de sus calles impide que se pueda aparcar de forma adecuada. La impotencia de encontrar un estacionamiento óptimo, obliga a muchos usuarios a aparcar en doble fila en lugares con difícil acceso, lo que dificulta aún más la situación.

Es necesario considerar la posibilidad de construir o habilitar plazas de parking en Valencia, que además puede suponer una idea muy interesante a corto plazo, teniendo en cuenta ventajas como las del precio, la rentabilidad inmediata o el escaso mantenimiento que precisan. En algunos portales inmobiliarios especializados puedes encontrar auténticas gangas para invertir en plazas de garaje en Valencia

La necesidad de las plazas de parking en Valencia
Califica este artículo
Recent Posts