Entrega de última milla y movilidad compartida, la simbiosis perfecta

La situación de pandemia generada por el Covid-19 ha causado que el comercio físico sea menos accesible para el consumidor promedio, por esta razón las compras en línea se han convertido en la opción más atractiva para el público y la demanda en servicios de entrega se ha incrementado notablemente desde el año pasado.

Tan solo durante el año pasado se registró un crecimiento de más del 25% en la demanda del comercio electrónico, mientras que las grandes tiendas departamentales duplicaron las ventas a través de sus plataformas electrónicas en la primera mitad del año y las tiendas online como Amazon experimentaron un incremento aproximado del 40% en ventas.

Es importante mencionar que el incremento acelerado en la demanda de comercio electrónico también es generado por la incorporación de nuevos grupos de consumidores como las personas mayores o las que viven en áreas rurales, así como también a la incorporación de nuevos servicios electrónicos por parte de la mayoría de empresas y servicios.

No obstante, el aumento en la demanda de comercio electrónico también ha generado que su sistema se sature a causa numerosos problemas de logística, siendo la entrega de última milla la etapa del proceso de distribución más afectada por los numerosos riesgos de bioseguridad relacionados al Covid-19.

A pesar de que las empresas más reconocidas en servicios de movilidad como UPS, FedEx, Amazon o DHL son especialistas en enfrentar todo tipo de desafíos, lo cierto es que el gran volumen de consumidores proporciona un escenario ideal para la incorporación de nuevas soluciones para entregar los pedidos directamente al cliente.

Un aumento en la demanda de servicios de entrega también representa una mayor cantidad de viajes, lo que genera numerosos problemas de transporte incluyendo congestionamiento, poca disponibilidad de espacios para estacionar, y un notable incremento en los índices de contaminación.

Las empresas de entrega además deben proporcionar un servicio inmediato, así que las compañías de comercio electrónico deben considerar tarifas apropiadas para mantener sus gastos, los cuales incluyen movilización, adquisición y mantenimiento de recursos y la programación de todas las rutas de envío.

Es por este motivo que numerosas compañías de comercio electrónico han considerado la posibilidad de subcontratar para reducir sus gastos y proporcionar un servicio más económico al público, además han estudiado la posibilidad de incorporar nuevos medios alternativos para las entregas de última milla.

Movilidad compartida

Cabe destacar que la movilidad compartida puede ser una solución bastante efectiva, ya que durante el año pasado la demanda en este tipo de servicios de transporte se redujo notablemente, así que surgieron algunas alternativas para emplear la movilidad compartida como un medio eficiente para realizar las entregas de última milla de forma rápida y segura.

La red de servicios de movilidad compartida presente en casi todos los países del mundo utiliza prácticamente la misma ruta que las empresas de entregas y comercio electrónico, no obstante es fundamental analizar ciertos aspectos para determinar la efectividad de dicha alternativa.

 

Similitudes entre los modelos de movilidad compartida y la entrega de última milla

Existen numerosas similitudes entre los modelos de negocios empleados por los servicios de movilidad compartida y las empresas de entrega.

  • ambos dependen directamente de la experiencia final del cliente, además garantizar un servicio sin contacto se ha convertido en aspecto fundamental para ambos sectores.
  • También requieren de una hora prevista de llegada para ofrecer un servicio eficiente al público,
  • Proporcionan un seguimiento en tiempo real al cliente a través de numerosas notificaciones para garantizar una experiencia más agradable a sus usuarios.

Tanto las empresas de movilidad compartida como los servicios de entrega han implementado numerosos métodos de pago electrónico y múltiples servicios adicionales con el fin de atraer y retener un número considerablemente mayor de clientes, lo que ha cambiado notablemente su modelo de negocios, al tomar en cuenta tres áreas principales.

Experiencia del cliente

Es importante mencionar que ambos sectores dependen directamente de la tecnología para poder brindar un servicio competitivo, a pesar de que la mayoría de consumidores tienen poca afinidad por las marcas del mercado, lo cierto es que las empresas de movilidad compartidas pueden aliarse con los minoristas para ofrecer un servicio colaborativo a sus usuarios.

Finanzas y estructuras de costos

Tanto las empresas de movilidad compartida como las de entregas dependen directamente de sus unidades de transporte, sin embargo la movilidad compartida representa una opción poco rentable a causa de la poca capacidad de carga de sus bicicletas de carga, scooters eléctricos y demás vehículos compartidos.

Desafíos

El principal desafío que plantea utilizar los servicios de movilidad compartida para realizar las entregas de última milla radica en proporcionar un servicio cómodo y rápido para el público, ya que en la actualidad los consumidores realizan compras online y pedidos a domicilio con mayor frecuencia.

La movilidad compartida se ha adaptado bien a las necesidades generales del público, no obstante podría generar resultados más notables en la reducción de contaminantes si se complementa de forma eficiente con otras alternativas como la utilización de automóviles eléctricos y los vehículos compartidos.

Entrega como servicio (DaaS)

Este tipo de servicios también representa una alternativa viable para la distribución de mercancías y pedidos al consumidor, por su parte el modelo de entrega como servicio consiste en contratar propietarios de camiones y vehículos de carga pesada para realizar las entregas de última milla de una forma mucho más rápida.

La entrega como servicio le permite a las empresas de entrega superar limitaciones en sus operaciones de entrega, al realizar la entrega directamente al consumidor y encargarse de toda la programación y logística relacionada, además el cliente se mantiene informado en cada paso para que esté al tanto de la movilización de su paquete.

Inconvenientes de la entrega como servicio

Sin lugar a dudas el principal inconveniente de aplicar este tipo de soluciones es el aumento en la congestión vehicular en la mayoría de ciudades, así como también en las emisiones de gases de carbono, además muchas de las unidades de transporte empleadas para la entrega como servicios no cuentan con las características apropiadas.

fuente: Venkatesh Gopal

https://urbanmobilitycompany.com

 

Recent Posts