¿Conoces estos 6 Tipos de asistentes de aparcamiento?

¿Conoces estos 6 Tipos de asistentes de aparcamiento?

La tecnología ha avanzado de tal manera en la últimas décadas que hoy encontramos máquinas o equipos capaces de realizar tareas cotidianas haciéndolas mucho más sencillas para nosotros, una de las áreas donde la tecnología ha tenido gran influencia es la automoción, los coches cada vez más incorporan nuevas tecnologías que hacen más sencilla y segura la tarea de conducir.

Hoy es posible encontrar una diversa variedad de asistentes de aparcamiento o Park Assist diseñados para facilitar el proceso de aparcar el coche, algo que a muchos conductores les resulta bastante complicado, estos asistentes presentan características diferentes, pudiendo encontrar sistemas de alerta que indican la proximidad de obstáculos a través de señales sonoras o de luz.

Otros ofrecen soluciones más avanzadas que permiten que la maniobra de aparcar el coche se realice de forma semiautomatizada, también encontramos soluciones automatizadas que permiten realizar el aparcado de forma remota, el conductor puede realizar el aparcado estando fuera del coche. Veamos en detalle algunas de estas soluciones.

Sistemas de alerta (no automatizados)

Este tipo de asistentes de aparcamiento son los más comúnmente empleados, emplean sensores para determinarla proximidad de nuestro coche con un obstáculo (pared, columnas, otros coches, etc) y emiten una determinada señal para informar al conductor. Básicamente existen tres tipos de asistentes no automatizados ultrasónicos, electromagnéticos (luminosos) y cámaras, estos sistemas pueden combinarse para obtener una mayor eficiencia.

Asistentes de aparcamiento ultrasónicos

Los asistentes de aparcamiento ultrasónicos emiten sonidos agudos en un rango fuera de la audición humana, estas ondas sonoras rebotan con los objetos cercanos al coche y envía una señal de vuelta al sensor, el asistente crea una aproximación de la distancia de cada obstáculo ubicado en el área circundante midiendo cuánto tardan las ondas sonoras en regresar al sensor.

El asistente de aparcamiento emite un sonido de alarma cuando el coche se acerca demasiado a cualquier objeto circundante, lo que le permite al conductor conocer la situación del entorno en 360°. Vale destacar que este sistema no es funcional para personas con discapacidad auditiva.

Asistentes de aparcamiento electromagnéticos

Estos asistentes funcionan de forma similar a los ultrasónicos,, aunque en lugar de enviar ondas sonoras, rodean el coche en un campo electromagnético, cualquier obstáculo que toque este campo electromagnético hará que el sensor emita una señal de alerta, esta señal es generalmente una luz LED que cambian de verde a rojo para emitir un alerta de proximidad de un objeto.

El espectro electromagnético es más sensible que las ondas sonoras, por lo que los asistentes de aparcamiento electromagnéticos pueden detectar objetos que los sensores ultrasónicos no pueden detectar, sin embargo, presentan el inconveniente de que el conductor debe estar pendiente del display de luces, por ello los sistemas más modernos incorporan alertas sonoras.

Cámaras de parking

Las cámaras de parking no son realmente un sensor, es decir no emiten ninguna señal de alarma si el coche se aproxima demasiado a un obstáculo, no obstante, están diseñadas para ofrecer al conductor una mayor visibilidad del entorno, lo que le permite maniobrar de forma más segura al tener una visión de 360°.

El conductor tiene un completo panorama del entorno posterior del coche, lo que le permite juzgar con mayor precisión la situación del espacio de aparcamiento.

Asistentes de aparcamiento automatizados

Dentro de esta categoría encontramos soluciones semiatomatizadas que se limitan a mover el volante del coche, mientras el conductor debe accionar los cambios, el acelerador y los frenos, así como soluciones completamente automatizadas que facilitan las tarea de aparcar un coche.

Soluciones semiautomáticas

En el mercado actual puede encontrarse diversas generaciones de asistentes de aparcamiento semiautomáticos, la generación más antigua y de uso más extendido permite aparcar los coches de manera asistida en hilera, los asistentes de nueva generación permiten seleccionar entre hilera o batería y pueden ser utilizados en coches con cambio manual o automático.

El funcionamiento de estos asistentes es sencillo, al activarlos ubican el espacio apropiado para aparcar e indican que debemos detener el coche y soltar el volante, el asistente mueve el volante de manera automática e indica en qué momento se debe hacer el cambio para retroceder o avanzar, si se toca el volante el sistema de desactiva en forma automática.

Soluciones automatizadas

Los asistentes de aparcamiento automáticos sólo pueden utilizarse en coches con cambios automáticos, una vez activado el asistente rastrea y ubica un espacio con capacidad para aparcar el coche, emite una señal de alerta visual y sonora que indica que debemos detener el coche en una ubicación concreta, una vez se detiene el coche solicita una confirmación para iniciar la maniobra de aparcado, la cual ejecutará en forma automática.

Una vez el coche esté aparcado correctamente, el asistente emite una nueva alerta (visual y sonora) que indica que la maniobra ha culminado. Este tipo de asistentes automatizados es capaz de detectar que se está buscando un aparcamiento en hilera o en batería, normalmente viene como equipamiento en coches de alta gama y de última generación.

Como con los asistentes semiautomatizados, si el conductor toca el volante o pisa el freno durante la maniobra de aparcado, el asistente se desactiva de forma inmediata.

Soluciones remotas

Los soluciones de aparcamiento que funcionan con mando a distancia sólo están disponibles actualmente para coches de gama alta como el BMW Serie 7 o el Audi A8, los expertos no las consideran como un asistente de aparcamiento automatizado debido a que no están diseñadas para realizar maniobras complejas, su función es básicamente mover el coche hacia delante o hacia atrás para colocarlo en una plaza de garaje.

El conductor se encarga de encarar el coche en la plaza de aparcamiento, se baja, cierra la puerta y acciona el mando a distancia del asistente, que se encarga de mover el coche en la dirección pertinente para que quede aparcado.

Se trata de una solución muy práctica pensada para ubicar el coche de manera fácil en plazas de aparcamiento estrechas, así el conductor puede bajar con toda comodidad y puede aparcar o retirar el coche sin necesidad de tener que abrir la puerta para bajar o subir al coche.

Recent Posts