Aspectos a tener en cuenta antes de comprar un parking

Comprar plaza parking

Comprar una plaza de garaje no es algo que hagamos frecuentemente, por lo que vamos a darte algunas claves para que tengas en cuenta antes de lanzarte a comprar una plaza de parking.

El tamaño es clave

Lo primero que debes tener en cuenta son las dimensiones que tiene la plaza de parking. Es algo obvio, pero contra más grande sea la plaza que puedas comprar mejor. Quizás el coche que tienes en la actualidad cabe perfectamente, pero si vas a invertir en un parking quizás en unos años hayas cambiado de coche, y puede que este sea más grande. Ten en cuenta también que cada vez los coches son más anchos, así que mejor que sobre que no que falte. Tampoco te obsesiones y compres una plaza de parking donde quepan dos todoterrenos, pero mejor que tengas algo de espacio. Además, si la plaza de garaje es algo más amplia, tendrás más espacio para abrir las puertas, el maletero y y hacer las maniobras mucho más sencillas. Invertir en un parking amplio es invertir en comodidad.

Investiga el precio

De igual forma que puede pasar con el precio de un piso, el precio de una plaza de parking puede variar, y mucho, según la zona en la que el garaje esté ubicado. La falta de aparcamiento, zonas de aparcamiento de pago o una zona muy residencial pueden hacer subir el precio. En cambio, una zona donde es fácil estacionar el vehículo en la calle generalmente hacen bajar el precio. Nuestro consejo es que investigues el precio de los parkings en la zona que quieres comprar una plaza de garaje y establece así el precio máximo que estás dispuesto a pagar por ella. Puedes echar una ojeada a nuestro portal.

Cómo es el garaje

Una vez has investigado los precios de las plazas de parking y has encontrado una que tiene una buena relación tamaño/precio, es momento de ir a ver el parking in situ. Lo recomendable es que cuando vayas, no solo te fijes en la plaza de parking que vas a comprar, mira también como es el parking en general. Mira que el acceso y las rampas sean anchos, que tenga una buena iluminación y que el piso esté en buen estado. Estos factores, además de puedan generar un mayor grado de comodidad a la hora de aparcar el coche, te pueden dar una idea de que mantenimiento tiene el garaje.

Ten en cuenta también que este mantenimiento se paga, por lo que infórmate de los gastos de comunidad que el parking tiene, cuál es la cuota y cada cuánto se paga. También infórmate sobre el IBI, y si este está incluido o no en la cuota de la comunidad.

Ten en cuenta los gastos de compra de un parking

A la hora de comprar una plaza debes tener en cuenta que no solo pagarás el importe del parking en si, a este precio se le tienen que sumar una serie de impuestos.

Si la plaza de garaje la vas a comprar directamente al promotor, al precio del parking se le tiene que sumar el 21% de IVA, o bien un 10% si esta compra va asociada a la compra de una vivienda. En cambio, si la plaza de garaje que vas a comprar la compras de segunda mano, al precio de la plaza de garaje hay que sumarle el 10% que corresponde al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP).

Por último, debes tener en cuenta los gastos que pueden generarse en la formalización de la compraventa, relativos a notarías, gestoras o registros. Ten en cuenta todos estos gastos que van a sumarse al precio de la plaza de parking y sumásemos en el precio máximo que estás dispuesto a pagar por ella.

Revisa las cargas

Es algo fundamental que debes hacer y que no todo el mundo tiene en cuenta. Pide una nota simple al Registro de la Propiedad para conocer cuál es el estado sobre la plaza que vamos a adquirir. Puede que esta tenga cargas previas o que pueda ser embargada por algún motivo, así que antes de firmar nada revisa que la plaza de garaje está completamente libre de cargas.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.